M
02 MITO

Si muero, la AFP se queda con mi plata

Las AFP nunca se quedan con tu ahorro previsional. Si mueres mientras estás cotizando, todo tu ahorro previsional acumulado es ocupado para financiar pensiones de viudez y orfandad de tu grupo familiar. En caso de no tener beneficiarios, tu ahorro constituye herencia y tus familiares pueden solicitarlo a la AFP. Si una persona fallece siendo pensionada en la modalidad de Retiro Programado, el saldo acumulado en la cuenta de AFP también constituye herencia.

Para hacer el retiro de los ahorros previsionales que constituyen herencia, los beneficiarios deben seguir 4 pasos: hacer la solicitud de retiro en una sucursal de la AFP presentando los documentos requeridos, retirar en sucursal el certificado generado por la AFP, tramitar la posesión efectiva y finalmente recibir el pago de la herencia.
La Renta Vitalicia es una modalidad de pensión donde, al momento de tu jubilación, tu ahorro previsional deja de ser gestionado por la AFP y pasa a ser administrado por una compañía de seguros, la que garantiza una renta mensual fija, que se mantiene sin variaciones durante toda tu vida.

Los afiliados jubilados fallecidos con modalidad de Renta Vitalicia no generan herencia, pues su pago lo hacen las compañías de seguro (no las AFP) a quienes los afiliados le cedieron la propiedad de sus fondos al elegir voluntariamente este tipo de modalidad de pago de pensión.
En ese caso, ellos recibirán tu ahorro como herencia. Si son menores de 24 años, se les entrega el monto de lo ahorrado por el afiliado difunto en forma de pensión a menos que haya otros beneficiados, como cónyuges o hijos menores de 24 años. La AFP no se queda nunca con tu plata.