R
03 REALIDAD

Las pensiones en Chile son bajas

Las pensiones en nuestro país son más bajas de lo que quisiéramos y debemos hacer cambios urgentes para mejorarlas. Una de las causas es que, en el sistema chileno, la pensión depende de la historia laboral de cada trabajador y del ahorro personal acumulado, el cual se entrega como pensión durante el resto de los años de vida después de jubilarse.

El mercado laboral es la base para la construcción de pensiones y en Chile este mercado es precario, con brechas salariales importantes y un alto grado de informalidad. Esta es una de las razones por las que cerca de un tercio de trabajadores no cotiza.

Este escenario afecta directamente la construcción de una mejor pensión y por ello es relevante aumentar la tasa de cotización, ya sea aumentando la tasa de cotización o promoviendo el ahorro voluntario.
Por cada año de postergación en la edad de jubilación tu pensión aumenta en más de un 8%. En el caso de las mujeres, si se posterga la jubilación en 5 años para igualar la de los hombres, la pensión podría aumentar entre 35% y 51%.

En caso de necesitar más orientación, es importante dirigirse a la propia AFP gratuitamente a través de sus ejecutivos.
Las lagunas previsionales son los periodos que tiene un afiliado sin cotizaciones de AFP. Se pueden producir por tres razones distintas: tiempo sin trabajar, si eres trabajador independiente o por cuenta propia y no cotizaste, y por empleadores que no pagan las cotizaciones.

Presentar lagunas previsionales impacta tu pensión futura. Este impacto es aún mayor si el vacío se produjo en los primeros años de tu vida laboral, dado que ese dinero hubiese sido reinvertido durante más años, generando mayor rentabilidad en el tiempo.
Para revisar si tienes periodos sin pago de cotizaciones puedes ingresar a la página www.sontuslucas.cl. En caso que compruebes que tu empleador no ha pagado algunas de tus cotizaciones, tu AFP está obligada a seguir acciones legales y administrativas que permitan el cobro de las cotizaciones adeudadas, aún cuando el afiliado se hubiese cambiado de Administradora.

Los empleadores que no paguen las cotizaciones, no podrán percibir recursos provenientes de instituciones públicas o privadas, financiados con cargo a recursos fiscales de fomento productivo. En cambio, los que hayan pagado oportunamente en los últimos 24 meses, tendrán prioridad en el otorgamiento de los recursos señalados.